jueves, 12 de agosto de 2010

A donde irán los sueños

¿Qué es un Viaje? ¿Y aún me lo preguntas? como si recitase tal poema de Bécquer, escondido entre líneas, te respondo, Un viaje eres tú.

Esquivo la palabra porque no incluye mis costumbres, cual alma eterna pervive, sin emociones claras pero a la espera. Retumban en mis oídos, nítidas remembranzas de romanticismo bohemio, que sucumben a los deseos de viajar sin descanso y solo a veces se disfrazan de recuerdos.


Emocionada y asentada en el regazo de la ventanilla, disfrutando de la andanza, acallada como pájaro bailando entre el cielo y la fantasía, saboreando las páginas de un buen libro que me transporta desde la distancia a la utopía del vivir ajeno y se avista.

A dónde irán los sueños y quien los califica, a donde irán las esperanzas y cuantas viajan perdidas.

En mi pasión por los trenes, deleitándome del ronroneo de un vagón en movimiento, observando la historia a través del paisaje de una ventana e hipnotizarme por horas en los abrazos del pensamiento. Puede que Morfeo pase de largo entre los pasillos estrechos saturados de maletas llenas de memorias enlazadas a sus dueños, o puede que decida comprar un pasaje para sentarse a mi lado y ser compañero de ausencias por afables momentos. Si despierto soñolienta, aún con la respiración calma, descubro que mi acompañante mudó fugaz de asiento y así vuelvo a mis plumas, hojas y cuadernos, a escribir de nuevo desde mi voz oculta a plasmarla en pergaminos secos. Vuelve la mirada perdida, saboreando un café negro, cual aroma cautiva el instinto acechado de vagos recuerdos.

Me acomodo en el asiento donde aún se perciben perfumes de sus anteriores viajeros, embriagando la curiosidad de la historia que guarda cada uno de ellos.

¿A dónde viajarán sus sueños?

Me hechizo por transitar por lugares diferentes, acompañada de personas extrañas a la vista y sonrisas por conocer, aunque solo sea por unos instantes. Vuelvo a sentir la libertad de manera desigual, pensando en degustar una buena comida exótica lugareña o un buen vino brotado de las cepas de su tierra húmeda y a veces seca. Pasear al anochecer por las avenidas y las calles cayendo en la bohemia del tiempo y del viento en un breve espacio como si de un ritual se tratase, acompañada de la soledad del pensamiento, la música y comienzos. Cuales doncellas me brindan, las luces suaves de los fanales, camino abierto, que al mezclarse con los sonidos de la noche lúgubre, acompañan mis pasos pausados, de vuelta a las sábanas frías e inertes de un hotel perdido, alejado e incierto.

A dónde irán los sueños y quien los califica, a donde irán las esperanzas y cuantas viajan perdidas.

Mueve la experiencia insólita, única y perpetua que fallece en vida para revivir solamente en mis recuerdos, las ansias de arribar a buen puerto, bajo el velo de una estación llena de leyendas personales, lágrimas, abrazos y besos, al pie del andén aún manchado de despedidas desprendidas del corazón… mientras tiemblo.
Por fin el sonido del rechinar de las arandelas, avisando de la llegada a nuevas tierras, tumulto pegando sus protuberancias a las ventanas, esperando a ver saludos a mano alzada. Nervios, pesares, cansancio y alegrías bajan uno a uno del tren en fila, equipaje en mano y mundologías, quien sabe cuantos esbozan sonrisas.

A dónde irán los sueños y quien los califica, a donde irán las esperanzas y cuantas viajan perdidas.

Sigo esperando en el tren, sigo observando como pasan las vidas, ahora me pongo en pie, recojo mi maleta, mi paz y también mi propia vida.

Respiro por última vez, el breve perfume que dejó mi paso, tras sentir vuelvo a soltarlo de nuevo. Espero que en el próximo periplo de este tren sin frontera, el conurbano viajero que suba, pueda apreciar los vaivenes de las historias que recorren diario sus pasillos y asientos, se acomode con preciado viaje, acompañado de Morfeo, redescubra su alma, su paz y su guía e inspire el suave aliento que roza pulcro un sueño en esta vía.

A dónde irán los sueños y quien los califica, a donde irán las esperanzas y cuantas viajan perdidas.
A dónde irán mis sueños...

Lau

miércoles, 11 de agosto de 2010

Ensueño

Porque la luz litiga con las sombras
Y las marcas invisibles surgen
Las mañanas adolecen de encanto
Y las noches de un cálido manto

Voy disipando las dudas calladas a casa paso

Ávida tranquilidad de los sueños
Envuelven al alma marchita
De las luces perdidas en cánticos
De las noches templadas de encantos

Fueron duros los inviernos
Primavera inminente percude llantos
Estío de grandes praderas
Espera otoños más calmos

Voy disipando las dudas calladas a casa paso

Y surgiendo de aletargas cenizas
Cual ardiente fénix su fuerte linaje
Gravando la tierra firme se izan
Quemando dunas de un viejo encaje

Resurge inquieta tertulia encanecida
Esperando ser al fin lucra y sosegada
Codicia lisonjera la paz consuma hipada
Bajo los velos de un sábana enardecida

Voy disipando las dudas de quimera arrebatada

Acopia pensamientos párvulos de sangre
Encontrando la medida justa y sin más atada
Recata un final sosegado tupido con llave
Jubilosa voz endulza hacia su terminal hallada

Ya disipé las dudas de quimera arrebatada

martes, 10 de agosto de 2010

Todos los Días se me aparece la Historia

Todos los días se me aparece la Historia, en cada pensamiento, en cada conversación, en cada evento presente. Todos hacemos historia.

Historia es un cúmulo de acontecimientos del pasado y como tales producidos por cada uno de nosotros y nuestros ancestros, algo para conocer o algo que contar. No en vano tenemos la frase de “las batallitas del abuelo”, son historias reales donde el protagonista es la persona que las cuenta y que se remontan al pasado. Todos vamos creando historia en cada paso que damos y forma parte de la historia del mundo, anónima o conocida.

Cada persona que pasa por nuestra vida nos deja algo, a veces ni nos damos cuenta, pero probablemente con el tiempo, valoremos lo aprendido, una frase, una palabra, una experiencia, una mirada, una sonrisa…

Tucídedes dice que “La historia es un incesante volver a empezar”. Creo que todos los días nos abrimos los ojos después del despertar y a pesar de la agenda, creamos realidades diferentes que van marcando acontecimientos diferentes, planeados o no, pero dependen de nuestras decisiones. ¿Nos equivocamos? Quien sabe. Hay quien dice que los errores no son más que ilusiones creadas por nuestras emociones y nuestras metas. A veces los resultados son satisfactorios y otras veces no, pero no creo en los errores, creo en las experiencias y en su interpretación de los hechos acorde a mis expectativas y como impactan en mi. Los errores, creo que vienen marcados por los juicios ajenos. ¿Quién puede asegurar que metimos la pata? Creo que nadie, solo nosotros determinamos el desenlace.

Me gusta una frase de Camilo José Cela, “Hay dos clases de hombres: quienes hacen la historia y quienes la padecen”.

La diferencia entre unos y otros radica en los que deciden tomar acciones y los que las sufren decidiendo que no van a hacer nada al respecto, los que avanzan y los que se conforman.

Me he caracterizado por ser una persona inconformista, nunca me conformo, avanzo, lucho por lo que quiero y soy visionaria. Tengo muy desarrollado el espíritu crítico y me alegro.

Para mi, el inconformista es el que quiere más, es el que siempre está moviéndose de su zona de confort, el analista, el estratega… el que decide si quiere o no quiere, a pesar de las consecuencias. Discrepo de la autocracia, la imposición de ideas o acciones las cuales no dan pie a la libertad personal de elección, sea cual sea, desde aceptar ir a un lugar al que no quieres ir como el de aceptar la cultura del miedo.

La persuasión es un arma de doble filo cuando no tienes las cosas claras, cayendo en la manipulación, y creo que la peor de todas, es la persuasión social… ¿Quién decidió que las reglas y los valores sociales aceptados desde siglos atrás son inmutables?

La cosas cambian de dos maneras: se transforman o desaparecen para dejar paso a otra diferente.

Si las transformamos, nos basamos en algo existente y a partir de ahí evolucionan: por ejemplo, una mesa redonda, podemos transformarla en una mesa cuadrada, pero sigue siendo una mesa.

Si desaparecen, implica que existe poder de creación de algo nuevo, si una con una mesa, creamos una silla, ya no sigue siendo una mesa, acabamos de crear otra realidad diferente.

Creo que pasa igual con las ideas, para cambiar una realidad que no gusta, no sirve solamente el mutarla, necesita un cambio diferente. Si no nos gusta una dictadura, hay que quitarla para implantar una democracia, no evolucionarla, en cambio si tenemos una democracia, buscaremos transformarla y evolucionarla hacia algo mejor.

Partiendo de este concepto, la diferencia radica en las acciones, ¿cómo lo hacemos?... me imagino que cada uno tendría sus propias teorías, ¿Cuál es la buena?...

Creo que a cada uno nos sirven nuestras propias ideas y decisiones para alcanzar el éxito en nuestros proyectos, y vamos construyendo nuestra propia historia.

¿Cuál es tu historia personal y cual quieres que sea?

¿Quieres transformarla o quieres crear una nueva?

Decidas lo que decidas, yo me decanto por las dos, en ocasiones necesito transformar mi realidad, otras veces tengo que hacer borrón y cuenta nueva y vuelta a empezar.


Lo increíble es que es más fácil empezar de cero que transformar lo que ya existe… empezar implicar crear, nacer, visionar, hacer estrategias… mutar implica reestructurar sobre la base y volver a replantearte las cosas… la emocionalidad varía…

Decidas lo que decidas, piensa, que lo hacer por ti y en cada paso vas escribiendo y redactando lo que eres, lo que quieres ser y lo que serás y que siempre puedes empezar de cero, solamente tienes que decidir que en este momento empiezas otra vez, ¿Quién nos lo impide? Solamente nosotros.

martes, 13 de julio de 2010

La Vida es curiosa, es lo que muchos podríamos decir, tiene su propio plan, sus propias reglas y nosotros nos empeñamos en creer que nos pertenece, nos enfadamos porque queremos que haga y se comporte como nosotros queremos, pero tiene sus propios métodos, y nosotros somos parte de su juego. La diferencia radica en cómo la interpretamos y que decisiones tomamos.

Hay quien cree en el destino, yo no. Creo que la vida está ahí como una hoja de papel en blanco, dándonos las bases de lo que necesitamos, somos nosotros quien decidimos los colores y los dibujos a trazar y nunca está en contra nuestra, somos nosotros los responsables de que las cosas sucedan acorde a nuestras acciones, decisiones, miedos y creencias y eso es lo que nos permite cambiar los eventos futuros. Si decido ir al cine o a cenar o a tomar una copa o a seguir trabajando, nuestra noche puede cambiar de manera radical al igual que nuestro día siguiente, pero depende de nosotros no de la vida, pero es más “romántico” pensar que la vida es la que toma las decisiones o puede que sea más fácil a quien culpar….

Si las cosas salen como queremos o abrimos una oportunidad de negocio o pareja porque decidimos y a tomar una copa, diremos que la suerte estuvo de nuestra parte, sino diremos que así debía ser, para sentirnos mejor con nosotros mismos y resignarnos, las personas estaban allí, el restaurante estaba allí, cambió mi decisión de ir. Por otro lado, si decido ir y conozco personas, yo también decido, desde darles mi tarjeta, o marcarles al día siguiente o bien si me marcan asistir a la cita… cada decisión genera una acción y por ende crea una realidad diferente.

¿Qué pasa si no te gusta tu realidad? Tienes de dos: quejarte o cambiarla. ¿Cómo la cambio? Tomando decisiones y emprendiendo acciones diferentes hasta las ahora hechas para obtener resultados diferentes. No es fácil, pero para poder dar un segundo paso, antes debes dar el primero.

Lo curioso es que muchas veces, tenemos nuestro Pepillo Grillo interior que nos avisa… ¿Pero le hacemos caso? Pocas veces, quizás porque no nos interese hacerle caso o porque nos gusta el drama… ¿Cuántas veces hemos salido con alguien sabiendo que no va a funcionar? ¿Cuántas veces nos hemos engañado buscando excusas que justifiquen el por qué no funciona, el por qué no te llama o el por qué te ignora? La mejor es porque le gustas y no sabe lidiar con sus emociones… Impresionante la habilidad que tenemos de querer ver lo que no es en realidad… pero nos hace sentir mejor, nos hace sentirnos más seguros y evitar la cruda realidad en frente de nosotros: ¡¡No le intereso!! Ufff el ego duele.

Si, ¡¡¡nos encanta el drama!!! ¿¿¿Seguir trabajando para alguien que nunca va a reconocer algo que algo hiciste bien??? ¿Cómo me voy a ir? ¿Cómo voy a tirar la toalla? Van a pensar que no estoy comprometido, van a creer que busco el camino fácil, van a creer, van a pensar, van a opinar….

¿¿De que sirve lo que los demás pienses?? ¿A caso ellos te consultan sobre qué deben hacer, antes de hacerlo? NO, pero si pueden opinar sobre tu vida y tus decisiones, pero no te lo tomes personal, no es personal, es sobre qué les conviene más, qué quieren que tú hagas o te comportes porque se benefician, el dulce sabor del poder que obtienen sobre ti: manipulación consciente o inconciente, pero al fin y al cabo, buscan que hagas o te comportes como ellos quien.

Dicen que las personas crecemos, y que somos independientes, con poder de decisión y acción, pero la realidad, es que estamos más pendientes de la opinión de los demás que de la nuestra propia sobre nosotros, que es la que verdaderamente importa. La mejor escusa son las reglas sociales no escritas… pero ¿Quién las escribió y dijo que así eran? Yo no lo conozco, pero te aseguro que el día que lo conozca, lo menos que le puede decir es NAZI.

Muchos echan la culpa a los padres… me educaron así, me enseñaron de esta manera, esto está bien, esto está mal… y es una maravillosa escusa para echarle la culpa a alguien… Tus padres te enseñan acorde a como ellos ven la vida y la entienden, acorde como creen que deberías ser y comportarte y en base a eso cómo desenvolverte en tu propia vida el día de mañana… pero ¿Debemos tatuarnos todas esas normas con fuego en nuestra mente tal cual nos las enseñaron? No creo que así deba ser, por lo menos para mí y eso que no me puedo quejar de nada, hoy en día pienso… uffff que adolescencia les hice pasar… tendría que darles no una medalla, sino la copa del mundo por haberme aguantado… fui tremenda, buena niña, pero tremenda… aún me acuerdo que los relojes y yo teníamos serios problemas de comunicación los sábados por la noche… siempre se paraban… jajaja.

Ellos nos dan las bases, pero depende de nosotros cómo vamos a reaccionar a las circunstancias que nos ponemos nosotros solitos delante, no la vida… algunos preguntaran y ¿Cómo enfrentarse a la muerte de alguien, a una enfermedad o a un accidente? ¿¿¿¿Qué no nos enseñaron que la muerte es parte de la vida???? ¿Que no los accidentes ocurren porque alguien hace algo? Bien sea que nosotros lo hacemos o bien alguien lo produce, pero suceden por una acción en concreto. Las enfermedades… no son buena ni mala suerte, son parte de nuestra existencia, pero depende de cómo nosotros las enfrentemos y decidamos que hacer en la vida y cómo vivir con ellas, nadie está exento, pero os aseguro que tienes de 2, sentarte a llorar o levantarte y seguir adelante: tu actitud es determinante.

La vida está llena de aprendizajes con los que debemos lidiar, nuestras decisiones y acciones provienen de nuestros pensamientos y nuestros pensamientos están condicionados por nuestras emociones y nuestra manera de ver el mundo. Si tengo miedo, me enfrento a la vida con miedo, si rompo ese miedo, mi mente decide actuar de manera diferente… 1era barrera sorteada.

¿Qué pasa cuando las personas que están a tu alrededor no están de acuerdo? Tienes de 2, dejarles a ellos que decidan por ti y tu hacer lo que ellas dicen o defender tus principios, ideales o razones… que es bastante difícil… no estás dejando a los demás decir por ti, sino que lo haces tú mismo, incluso en un consejo, tu decides tomarlo o no, el problema es cuando ese “consejo” se vuelve imposición o incluso manipulación… Tú decides…

¿Por qué tener miedo al qué dirán? Si lo haces hablan, sino lo haces también, entonces decide tú sobre lo que van a hablar, porque ya lo sabemos…. Hoy en día en las empresas valoran a los líderes por tomar decisiones y llevarlas a cabo, no por no llevarlas, ya no se fijan en si funcionó o no funcionó a la hora de evaluarlo, hay consecuencias, eso sí, pero lo que realmente valoran es ¿lo intentó o le dio miedo hacerlo? El que no arriesga no gana, aunque el precio obtenido, solo sea: paz mental y descanso.

Existen 2 miedos básicos en este mundo: El miedo a no ser amado y el miedo a no ser suficiente.

El Miedo a no ser amado, querido, aceptado, a no pertenecer a un grupo social, a no ser valorado, a ser indigno de ser amado…. Este miedo es el que utilizan los manipuladores para obtener de los demás lo que quieren: chantaje emocional. Si no haces esto…. Me enojo, no te quiero, no te hablo, me alejo, no te incluyo…. Es duro enfrentarse a él, pero la solución es: ¿Estás dejando que los demás decidan por ti? ¿Eres el perrito faldero de alguien? ¿Actúas para agradar a los demás aunque eso implique rebajarse o ser lame suelas? Si la respuestas es sí (se sincero/a… podremos engañar a los demás, pero nunca a nosotros mismos, busca el sentimiento interior de impotencia, de enojo, de aceptar cosas que no quieres hacer o de la ansiedad de querer decir algo que te callas…) todo esto va llenando el vaso y las cosas explotan y surgen los sentimientos de enojo con el mundo y con los demás que en realidad es con uno mismo… entonces si la respuesta es sí, replantéate tu relación contigo mismo y con los demás, recuerda, mejor solo que mal acompañado… y la culpa es tuya, si, nadie es responsable, el manipulador o abusador existe porque tiene a quien hacérselo y esa es su fuerza y su poder y quien se lo otorga eres tú, puedes quitárselo cuando quieras. Que tiene seguidores… si claro… que no va a dejar que se lo quites tan fácilmente y va a querer tomar represalias “sociales” Si también ¿Cómo dándote en el ego? ¿yyy? No pasa nada, mientras seas fiel a ti mismo, siempre hay personas que merecen la pena y valoran la fortaleza y las agallas para hacerlo, porque seamos sinceros, poca gente se atreve… Si Galileo Galilei no se hubiese enfrentado a su sociedad, si los pueblos no se hubiesen enfrentado a sus colonizadores u opresores, si alguien no hubiese dicho basta, seguiríamos viviendo como en la época Feudal… el poder de cambiar realidades es tuyo, que cuesta hacerlo si, que hay consecuencias si, pero las que crees que te afectan y son negativas, son momentáneas y pasajeras, mientras no te atrapes en demostrar que se equivocan… todo cae por su propio peso, y te aseguro que la lectura al final del día es: qué agallas tuvo y que tranquilo vive, y yo sigo enganchado aquí… Hay que tener mucho, mucho valor para hacerlo y no todos lo sacan, aunque todos lo tenemos.

El Miedo a no ser suficiente, es el miedo al fracaso, el miedo a no ser capaz, a no ser apto….se refleja a la hora de tomar acciones respecto a nuestro desempeño, a la falta de confianza en sí mismo, independientemente que nuestras metas estén claras, pero romper los paradigmas que nos encontramos en nosotros mismos no es tan fácil. Cuando confiamos en nosotros, en nuestras habilidades, y nos enfocamos en nuestras fortalezas para potenciarlas al máximo y nuestras motivamos las conocemos creamos una fuerza capaz de mover el mundo, el nuestro claro, el que nos rodea o en el que queremos incursionar. Nuestras creencias nos limitan o nos impulsan, solo hay que encontrar el detonante que nos haga despegar a cada uno.

La vida solo se vive una vez y hay quien dice que los 20´s son para disfrutar, los 30´s para aprender y los 40´s para pagar las copas, a mi me gusta pensar que el aprendizaje es continuo, solo cambia la manera de ver el mundo, nuestras experiencias, estar consciente de lo que pasa a nuestro alrededor y tomar las decisiones para conseguir lo que realmente queremos. Mi límite es el cielo, ¿Cuál es el tuyo?


LAU

jueves, 8 de julio de 2010

Back to future I

El Martes 6 de Junio 2010 de esta semana, se supone que Marty McFly llegó al futuro en el DeLorean... ¿Quien no se acuerda de la película regreso al futuro???


Nos entreteníamos con las películas de la tarde de las 3.45pm después del telediario, mientras nuestros padres empezaban a verlas con nosotros y acababan brindándose a los brazos de morfeo en una increíble siesta... y se despertaban justo al final... Regreso al futuro, Teen wolf, Los Goonies, Dirty Dancing, Karate Kid, Gremlins, Cocodrilo Dundee, Superdetective en Hollywood... era la época de los 80´s y yo como decía Serrat, "apenas despertaba del sueño de los infantes"...


En aquella época, no era consciente que en la época del 2000 yo estaría solo en mis 30´s... pero soñaba con viajar por los cielos en un golf o en un escarabajo, no importa, ý vestiríamos con trajes metálicos y brillantes... por dios!!! era el S.XXI!!!!


Como cantaba Cómplices.... Ahhhhhhhhh Cómo hemos cambiado.... ya no buscamos ilusiones en las películas como antes, ni tenemos la capacidad de sorprendernos de nosotros mismos como antes, quizás la conciencia madura de ver el mundo no sea tan buena después de todo...

Todos los días me levanto de la cama pensando en que mi capacidad de asombro está aún ahí intacta, que la vida se disfruta y de ella se aprende, y como el ying y el yang, en todo lo negativo siempre hay algo positivo, y que eso positivo podemos transformarlo en un positivo aun más grande: el aprendizaje.

Una sonrisa puede cambiar el mundo, me dijo alguien alguna vez, y si, si sumo el aprendizaje a una sonrisa, vuelvo a ver las cosas de color rojo, que es el que me gusta... ¿Por qué no? Tenemos la capacidad de cambiar nuestros estados de ánimo, solo con querer hacerlo, y al aprendizaje + la sonrisa le sumo un estado de ánimo ad hoc para volver a enamorarme de la vida y verla como antes de ser consciente de la realidad, la cual a veces me gusta otras no, y ésta no cambia, solo cambia cómo yo la veo y la percibo, el mismo suceso otra persona puede verlo, sentirlo y vivirlo diferente a mi.

Puedo cambiar lo que veo, con el solo hecho de cambiar cómo lo percibo, y la realidad que todos vemos, puedo cambiarla acorde a lo que yo quiero si pongo accion en ello: SOY por lo tanto HAGO por lo tanto TENGO... como cita Fred Kofman.

Si yo pienso de determinada manera, siento de determinada manera y percibo de determinada manera.. decido tomar un tipo determinado de acciones, por lo tanto, obtendré unos resultados acorde a esas acciones.

Si pienso en positivo, mis acciones irán encaminadas a obtener cosas positivas
Si pienso en negativos, no nos engañemos.... el resultado no es positivo, pero puede que nos convenga....

Depende de nosotros...

¿Qué quieres obtener mañana de la vida? Piénsalo antes de levantarte mañana

;)

Lau

jueves, 15 de abril de 2010

Responsabilidad y valores

Muy Interesante artículo!!!

La violación es la imposición de la cópula sin consentimiento, por medios violentos. Se caracteriza el delito en estudio, por la ausencia total de consentimiento del pasivo y la utilización de fuerza física o moral. Este concepto se refiere al tipo básico del delito, los subtipos de violación se examinarán en su oportunidad en el apartado correspondiente. (UNAM)

La sudafricana Sonette Ehlers ha inventado un cazavioladores para impedir que estos delincuentes huyan, queden impunes en su intento barbárico, un ataque contra la integridad de la mujer y su intento de imposición machista queriendo mostrar su poder de superioridad frente a mujeres en una posición de inferioridad y desamparado. Según un informe de la organización Human Rights Watch, el 40 por ciento de las víctimas de violación en Sudáfrica son menores.



Hoy en día nuestra sociedad está avanzando en pro de la defensa de los derechos humanos y entre ellos en prevenir y en castigar a los violadores, los cuales atentan contra éstos, sean hombres, mujeres o niños.

Al violador le gusta pensar que la víctima está disfrutando, como si fuese un acto de generosidad suprema y hacen el bien a la humanidad... Los tachan de enfermos mentales, un buen argumento para intentar evitar la máxima pena y dicen que no hacen daño, ¿y las víctimas? ¿no hay víctimas?

Es una vergüenza y un ataque a la inteligencia, el cinismo con el que pueden argumentar sus actos... "ella iba provocando con su minifalda".. "decía NO, pero en realidad quiere decir que si"... infinitas las excusas con las que creen poder justificar su deplorable acto de desgarre emocional y parte aguas en la vida de una persona.

No hay justificación para tal hecho, ¿como lo evitamos?

El preservativo " anti rape" es solamente una medida, que desgraciadamente no evita la intención de efectuarlo, y para colmo, obliga a las mujeres a llevar permanentemente puesto un "tampax" para salvaguardar su integridad frente a una imposición.

Aunque la violación ha existido, para nuestra desgracia como seres humanos, desde la antigüedad, creo que la solución que erradique por completo este acto atroz, no está en este condón, es solamente un mecanismo que ayuda protegerse; creo que debemos pensar en qué tipo de sociedad estamos viviendo y hacia donde va.

He sido una férrea defensora de que la Educación es la solución a nuestros problemas enfocados a los comportamientos humanos, educación en la paz, en los valores y el respeto. Nos denominamos humanos, y a veces somos peores que los animales.

La sociedad no cambia, la sociedad evoluciona y creo que hay personas que se quedaron en el momento de la evolución en el cual una ameba tiene más reflejos que ellos, a Darwin se le olvidó estudiar a estos sujetos.

Aunque Freud, centrándose en el estudio de la neurología, estudió las afecciones mentales, argumentaba que la líbido maduraba, y buscaba un método terapéutico en el cual el paciente podía reconstruir y resolver sus conflictos reprimidos, abrió un nuevo panorama para hacernos ver que las conexiones mentales las cuales nos llevan a ver el mundo y a interpretarlo, está relacionado con nuestra educación proporcionada por nuestros padres,tutores o la falta de ellos.

Hoy les encanta a muchos padres, echarle la culpa a las escuelas, pero no se dan cuenta que los niños son meros imitadores de sus padres. Si un niños tiene talante agresivo o racista, éstos no tienen la capacidad de racionalizar si es correcto o no su comportamiento, sino que es lo que aprenden observando a sus modelos de vida, a quienes admiran, padres, hermanos mayores, profesores, compañeros.... todo ello desemboca en comportamientos muchas veces anti-sociales con los años.

Una vez hablando con unos amigos, me comentaban lo que les había sucedido con su hijo de año y medio... La mama es fumadora, como yo tengo que reconocer, y me comentaba que estaba consternada, porque su hijo, mientras ella fumaba, agarró un cigarro, apagado claro, se lo metió en la boca y empezó a imitar a su madre como si fumase...

El niño no sabe ni lo que es, solo se limitó a imitar y a experimentar, viéndolo como algo natural.

Con esto no quiero decir, que el que es un violador, es porque sus padres lo fueron, sino que en algún momento de su historia, bien por violencia, por imitación, por involucrarse con personas con pensamiento destructivo o inquisitivo, por muchas razones las cuales pueden llegar a ser infinitas, esta personas entendió que era una manera la cual podía actuar.

¿Donde está la diferencia?

En la capacidad de decidir y en donde radican tus valores personales, así como cuales valores ejercen de pilar en tu vida.

Yo puedo pensar en robar, es algo que nadie puede evitar que piense, las religiones le llaman tentación; pero mis valores son los que determinan si lo hago o no. Algunos pueden pensar que robar por necesidad es diferente a robar por robar, las razones son diferentes, así que dejo a cada uno que piense si el fin justifica los medios...


No voy a meterme en una discusión filosófica al respecto, es personal la interpretación, solo que yo veo otras opciones y salidas y que el orgullo a veces no nos deja pedir ayuda a otras personas,es una salida rápida y fácil, pero es mi propia idea y por supuesto puede haber miles de casos personales en los cuales argumenten lo contrario.

El término “tentación” podría ser descrito en las palabras más sencillas algo
así como: Una fuerza interna originada en algún rincón de nuestra mente que
nos invita ejerciendo en nosotros cierto grado de influencia a hacer o decir algo. (www.evangeliodepoder.org)

Caer en la tentación, no es mas que una imposibilidad de controlar nuestros impulsos, y ¿por qué no los controlo? porque no quiero, pero la escusa perfecta la ofreció la educación religiosa... El diablo tienta... y yo caigo porque ¿Cómo le reto al diablo? no es mi culpa, no es mi responsabilidad, la responsabilidad es de otros. Pues bien, para los católicos que así piensan, cito textualmente: Satanás jamás puede obligarnos a hacer nada. Su poder se limita a la manipulación y al engaño (2 Corintios 11:3); Juan 8:44).

Puede impulsarnos a tener muchos deseos de hacer o decir algo, pero literalmente no puede forzarnos a hacerlo.(Charles F. Stanley) Es difícil admitir que el problema está en nosotros. Así que no hay escusa...

Los valores son nuestros cimientos y me haría esta pregunta: ¿De donde vienen? ¿Quien nos ayuda a poner las bases de éstos? Respuesta: nuestra familia desde pequeños. Si tus padres -educadores tienen la sensibilidad en cuidar el medio ambiente y te educan para que no tires papeles al suelo, el día de mañana, tú mismo no lo harás probablemente, y para colmo si lo haces tendrás en tu mente la imagen de tu madre mientras diciéndote que esto no está bien.

El valor de la responsabilidad es fácil de detectar en la vida diaria, especialmente en su faceta negativa: Cuantas veces hemos contratado a un electricista o fontanero y no ha hechos las cosas bien, o no llegó ese día, o te cambia la hora porque a él le viene bien??? Las perdonas que así se comportan los hacen de manera abusiva y se esconden en el poder que tienen sobre la situación, porque quien lo necesitamos somos nosotros y se aprovechan de ello, así como los "jefes inquisitivos en las empresas", así como los atracadores, así como las personas que amenazan o chantajean... infinidad de ejemplos. Hay una consecuencia muy grave: la desconfianza: Confiamos en aquellas personas que son responsables. Ponemos nuestra fe y lealtad en aquellos que de manera estable cumplen lo que han prometido.

Todo lo que hacemos, es responsabilidad nuestra, nosotros decidimos hacerlo o no, y eso nos diferencia de los animales (entre otras cosas) el poder de decidir, de analizar, de pensar, podemos decidir sobre nuestras reacciones frente a un estímulo y al tomar la decisión, la mente va a buscar la motivación que nos marca: ¿está alineado con nuestros valores y forma de pensar?

Los valores no le pertenecen a ninguna religión ni se determinan por ella, ellas mas bien utilizan los valores y las adaptan a sus bases filosóficas.

La Axiología, es una disciplina filosófica, la ciencia de los valores, estudia la naturaleza de los valores y los juicios valorativos. La investigación de una teoría de los valores ha encontrado una aplicación especial en la ética y en la estética.

Los valores no tienen el mismo grado de intensidad, ni rigidez, ni de asentamiento para todos, cada uno determina qué tanto influyen en él o no, y qué tan importante rige ese valor sus decisiones en la vida.

Con esto quiero decir, que creo que más les valdría a los gobiernos y ayudas externas en invertir en educación y en desarrollar el respeto a las personas en muchos países, en una educación más cercana y no impersonal, en el desarrollo del pensamiento crítico y no tanto en otras cuestiones, que aunque son importantes, no son tan primordiales. Si inviertes en desarrollo económico, piensa que ésta no se dirige sola, sino son las personas las que la dirigen, y éstas están condicionadas por su manera de ver el mundo, de entenderlo y por sus valores.

¿Cómo se desarrollará mejor una economía sustentable y productiva y cuales serán sus consecuencias de cara a un país, con una persona dirigiéndola con valores sensibles hacia el progreso y la honestidad o con valores corruptos y basados en el auto enriquecimiento? ¿Cómo reaccionaran los políticos, en batallas de poder en el congreso por intereses personales o en dejar sus diferencias de lado y ponerse a trabajar en leyes y proyectos para un bien común de los ciudadanos?

Lau

jueves, 11 de marzo de 2010

La seguridad de tu equipaje

Quiero compartir un vídeo, sobre como abren las maletas en el aeropuerto.

Hoy en día, donde el contrabando de cualquier tipo, está a la orden del día, a veces utilizan un sistema en el cual, en el mismo aeropuerto, ya después de haber hecho el Check in o facturación de tus maletas, incluyen determinados productos o sustancias en el equipaje de los pasajeros.

¿Que pasa si las autoridades lo descubren? Tú eres quien sale inculpado.

Creo que una buena opción para evitar esto, es que por unos euros -dolares... más, plastifiquéis las maletas en el mismo aeropuerto.

Un Saludo.

Lau


video


jueves, 25 de febrero de 2010

Solo tenemos una oportunidad para causar una buena primera impresión

Últimamente, muchos directivos me han buscando para trabajar no solo para potenciar sus habilidades y fortalezas sino también sobre su imagen personal, cómo potenciarla, como mejorarla, como sacarle mas partido y por supuesto, como verse aún mejor frente al espejo y a los demás. Me hizo reflexionar sobre la importancia de la actitud y el reflejo de la personalidad al vestir. Creo que es importante que la imagen exterior potencie la imagen interior y sea acorde éste y esté en armonía. No nos gustaría irradiar una falsa imagen de nosotros y más aún cuando es negativa…

Imagínate a una mujer que defiende la ecología con un abrigo de piel… De la misma forma, tú puedes contradecirte en lo que dice si no sabe elegir sus prendas de vestir. Elegir las prendas de acuerdo al estilo propio y la personalidad es indispensable, refleja qué tan congruente eres. Tu forma de vestir y tu comportamiento es tu tarjeta de presentación ante los demás y no solo ante las damas o los caballeros…

La imagen externa se conforma de 3 puntos:

1.- por cómo te vistes y te arreglas (la higiene, cabello, corte de cabello, uñas…los accesorios, corbata, reloj, portafolio, mancuernas, zapatos…

2.- tu imagen corporal, como te mueves, te paras, te sientas…

3.- la imagen sensorial, como hueles, si sudas o no….

La imagen interna se conforma por las actitudes:

1.- Verbal como te expresas.

2.- Escrita, como escribes, ortografía, letra…

3.- Lenguaje corporal que muestra nuestra personalidad, como caminamos, como entramos en un lugar (de forma triunfal o con miedo) y la postura (seguridad, cansancio, sonreír, fruncir el ceño)… y todo lo anterior marca tu cultura, tu nivel social, tu educación, profesión incluso, y a veces hasta estado civil…. con una sola mirada podemos “adivinar” muchas cosas de las personas.

Me gusta añadir las aptitudes o skills, ya que sobre todo a nivel profesional, nos van a posicionar en el rol adecuado y seguir nuestras metas hasta alcanzarlas.

La imagen personal es tan importante que se vuelve indispensable cuando queremos causar un efecto positivo. Tú comunicas con tu imagen.

Cuando te relacionas con alguien transmites una imagen de ti mismo, no solo física, sino también emocional, causas una impresión en la persona que te ve por primera vez. ¿Es agradable a la vista? ¿Es simpático? ¿Tiene personalidad? ¿Es tímido? ¿Es atrevido?... Piensa… por lo general, antes de conocer a una persona ya posees una imagen mental de cómo es. Cuando esta no coincide con la que proyecta al conocerla, pueden suceder 2 cosas: Estamos mal informados sobre ella o la persona está fallando en imagen. Lo ideal es que coincidan ambas imágenes. Contigo pasa lo mismo.

Como personas lo primero en que nos fijamos, cuando no conocemos a alguien, es en lo físico, más que nada, porque la comunicación mental aún no se ha inventado ni la hemos desarrollado… así que la primera impresión pasa por nuestro físico y como parte de él, la vestimenta. Así que la primera vez que alguien te vea, ya emitió un primer juicio sobre ti, aún sin conocerte.

Este juicio es tan poderoso que podemos decidir girar la cara o no saludar porque no nos latió. El 90% de los mensajes que trasmite una persona, no son verbales y el menor porcentaje de la primera impresión le corresponde al lenguaje hablado. Una Imagen vale más que mil palabras.

En menos de 7 segundos, tenemos una imagen construida de lo que vemos…. La primera impresión, la cual emite una opinión sobre ti, absorbe el 80% de la atención, cabello, peinado, piel, cuidado de la barba o afeitado, vestimenta y accesorios. El siguiente 15% lo impregna el lenguaje corporal, que comprende la expresión facial, la mirada y los movimientos y poses corporales. El último 5% es la manera de hablar. El impacto que deja esa primera impresión en alguien, se conforma del 55% imagen personal, 38% tono de voz, como la modulamos, como decimos las palabras y 7% es lo que decimos… esto es lo último que queda en la mente.

Después de la primera impresión viene la segunda…. Donde se refleja tu actitud y tu personalidad de manera más latente, y ¿por qué digo “latente”? porque la manera de vestir también refleja tu forma de ser.

Como dicen los expertos “solo tenemos una oportunidad para causar una buena primera impresión”, así que hay que sacarle el mejor provecho a nuestra imagen ya que nunca tendremos una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

Además de los colores estacionales que mejor empatan con cada uno, la forma del cuerpo, de la cara, los cortes de cabello, de los accesorios (como lentes de sol, zapatos, corbatas, sombreros, relojes…), se contemplan la personalidad de cada uno.

Por medio del atuendo transmitimos nuestra personalidad y estado de ánimo, por lo que se convierte en un arma muy poderosa, es parte de nuestra carta de presentación y como tal de nuestra imagen.

Desde un punto de vista antropológico, la imagen exterior y los objetos que usamos como la vestimenta y adornos, poseen dos funciones esenciales.

La moda es un reflejo del tiempo en que vivimos, se convierte día a día en un fiel testimonio de nuestra forma de ser y de pensar, y sino miremos atrás en el tiempo… Los hombres ya no se visten igual que los caballeros de finales del S. XIX principios del XX, con sombrero de copa, esmoquin o levita cruzada, bastón y zapatos de charol negro reluciente… la imagen buscada era la del caballero respetable, digno, educado y culto, quien se reunía en los clubs de hombres para fumar y tomar un buen Brandy, imagen claro, adaptada al ideal de la época. El impacto de la moda es tal que genera incluso estereotipos, hoy en día en un evento de riguroso protocolo y etiqueta, está marcado por el retrato de ese caballero de finales de siglo, ya no se exige el sombrero de copa ni el bastón, excepto en Inglaterra, pero sí el esmoquin o el frac símbolo de distinción. La moda se mueve con la forma de sentir y pensar de la sociedad.

En este sentido, uno de las mayores y más difíciles reflexiones e investigaciones pasan por conocer a fondo la moda para adaptarla con habilidad a la personalidad. Dentro de la propia evolución de la moda, entra la personalidad de cada persona y la fidelidad a sus gustos a la hora de elegir que ponerse. Independientemente del protocolo exigido en la oficina, podemos encontrar diferencias entre dos personas que van exactamente igual vestidas, ¿Cómo?, por la forma y la actitud con que llevan la ropa, me explico.

¿Os habéis fijado en las aeromozas? Todas llevan el mismo uniforme, pero una lleva el pañuelo en el cuello al estilo francés, con un nudo al lado, otra lleva en nudo delante mas suelto, otra lo lleva sin atar, solo debajo de la solapa, una lleva el cabello suelto, otra recogido en cola de caballo, otra lo lleva corto… cada una incluye su estilo personal dentro del mismo uniforme.

Con las personas pasa igual. Lo mas importante no es seguir la moda, ni que la moda te dicte los patrones, sino como adaptar la moda a nuestra propia personalidad para nunca perder nuestro propio estilo, ser auténticos, que exista una congruencia entre nuestro, sentir, pensar y vestir, sino lo único que haríamos es copiar y disfrazarnos, dejaríamos de lado nuestra esencia.

La nobleza de la moda reside en la libertad que plantea frente a la esclavitud de estereotipos creados por la sociedad. Nadie es como tú, ni nadie puede ser como tú, sácale provecho a tu propia exclusividad y expresa tu personalidad a través de la moda y ponle tu sello único y personal.

¿Por qué hablo de esto? La idea de una buena imagen, no es solo el saber vestir bien y conjuntar atuendos, colores, estilos, accesorios y conocer los protocolos de vestimenta de manera correcta, sino que éstos tienen que estar en armonía con vosotros mismos, os tenéis que sentir cómodos, sino en vez de ayudaros, os disfrazarían. Pensemos por ejemplo en Pierce Brosman ¿alguien se lo imagina vestido como Snoop dogg, con sudadera ancha, pants de colores, cadenas de oro grandes colgando en pelo en pecho, rastras, barba de candado, gafas enormes ovaladas y negras, tenis de basketball, aretes de diamantes y media en la cabeza? Todos pensaríamos que va a una fiesta de Halloween, o que está completamente “high”… sencillamente su personalidad no va con ese tipo de ropa ni peinados, en cambio a otros hombres les queda bien, un rapero por ejemplo, va acorde con él, nos guste o no ese estilo.

La moda no es un dogma, pero tampoco hay que anclarse en el pasado… recordad no es lo mismo vestir retro que ser retro…

La mirada… la expresión de la cara viene marcada por la mirada, es el punto mas importante del lenguaje corporal, se dice que por los ojos se asoma el interior y que cuando dos personas se miran se da la auténtica comunicación. Para dar una imagen armoniosa y profesional, además de vestirse y de hablar como corresponde, la expresión facial debe expresar lo mismo.

"Viste, como vistes tu alma"

Hay un refrán que dice que “a las personas se las recibe según visten… se les despide según piensan…”

Todo está relacionado entre sí, si el atuendo es perfecto y la expresión de la cara refleja aburrimiento, o pánico se va saber, si la expresión es perfecta pero el atuendo inadecuado… también. Por mucho que sonriáis, calcetines blancos con zapatos siempre va a llamar la atención… Cuanta menos atención prestes a tus detalles, más se realzan ellos por sí solos…

Recordad que vuestra imagen refleja su estado de ánimo y sus emociones y por medio de ella, como también vuestra autoestima, lo que te cuidas, lo que te quieres, si estas obeso o delgado el tipo de alimentación. Por ejemplo muchos hombres cuando están deprimidos, no se arreglan, se ponen lo primero que encuentran o no se fijan si llevan un calcetín azul y otro negro… otros cuando están contentos y emocionados por una cita, hasta los boxes llevan a conjunto o pasan horas delante del espejo, otros cuando están cansados, simplemente no se rasuran y no me digan que tienen la piel sensible… mas bien fíjense en qué tipos de productos usan y si les están irritando ( hoy en día venden productos para preparar el vello para la rasurada y así no irriten y sea una afeitada suave, pero de eso hablamos otro día), bueno y ni que hablar de un crudo (resaca)….. ¡¡¡Quien no lo ubica??? Pero mejor no hablo, porque sigo la ley que dice que ¡¡¡un crudo es sagrado!!!!

El principal objetivo en la asesoría de imagen es el mensaje, qué quieres transmitir, por tanto ¿Qué quieres transmitir tu a los demás?

Busca siempre que tu imagen sea de 10, no de 9 ni de 8, y esté en armonía contigo, no vayas disfrazado. Vestir, lucir y potenciar tu imagen de acuerdo a tu personalidad y tu actitud, debe llevar siempre tu toque personal y revisa el protocolo acorde a los eventos que vayas; pero sobretodo y lo más importante, nunca dejes de ser tú mismo, el atuendo te define, pero no te hace quien eres, sé tú el centro de atención de las miradas, no tu corbata.

¡¡Hasta la próxima!!

miércoles, 13 de enero de 2010

La Cenicienta que no quería comer perdices

Todos los días es 8 de Marzo.

Quiero compartir un cuento precioso que me envió una amiga por Navidad. Espero que a todas os guste.

Saludos

Lau