domingo, 24 de enero de 2016

TALLER DE GESTIÓN EFECTIVA DE EMOCIONES

La gestión efectiva de emociones 

es la suma de diversas técnicas que nos ayudan a aprovechar nuestras emociones en beneficio propio.

A quien no le ha tocado exponer en público.... pasar por una situación de enojo y estallar, tener un sentimiento de culpa por hacer algo que quieres hacer, no hacer algo por miedo a quedar en ridículo... etc




Cuando somos el centro de atención, o estamos en una situación emocionalmente estresante, todos los ojos están en nosotros o creemos que están en nosotros,  la gente está atenta a lo que vamos a decir.... pero en ocasiones nuestras emociones nos impiden ser naturales, ser nosotros mismos y sentirnos cómodos y seguros.

Nos tiembla la voz, parece que se nos va a salir el corazón del pecho, se nos seca la garganta, nos tiembla la voz e incluso tenemos sudor frío, sin contar cuando llegamos al bloqueo... y no avanzamos.

Sentir culpa, vergüenza, enojo, ira e incluso miedo es normal, somos humanos no máquinas, lo que buscamos es que esas emociones no nos limiten en nuestra vida para lograr los objetivos que queremos y cuando aparecen, saber darles la vuelta e incluso utilizarlas para que jueguen a nuestro favor.


Cuando aplicamos la correcta gestión de emociones

Nos sentimos, nos vemos y nos mostramos completamente seguros de nosotros mismos. 
Cumplimos el objetivo de decir lo que queremos decir como lo queremos expresar, sin quedarse en blanco, sin sentirse intimados y con toda la seguridad del mundo. 

Y a ti ...... ¿Tus emociones te ayudan o te boicotean?


Sentir vergüenza, miedo, duda, es normal.
Somos humanos no máquinas, pero buscamos que esas emociones no nos jueguen una mala pasada, saber darles la vuelta y utilizarlas a nuestro favor.
Por ello,
diseñé este taller teórico - práctico, que he impartido en varios países con mucho éxito, basado en filosofías y herramientas como la Filosofía del Lenguaje, Coaching Ontológico, Programación Neurolingüística, Inteligencia Emocional... entre otras.

¡Siéntete libre, se tu mismo y aprovecha tus emociones! 






-TEMARIO- 

YO OBSERVADOR 

• Observadores del Mundo
• Realidad y Percepción

• ¿Qué es la Responsabilidad?

EMOCIONES VS ESTADOS DE ÁNIMO
• Qué son las Emociones
• Cómo se generan y cómo nos impacta

• El Juego de la Inteligencia Emocional

EL PODER DAÑINO DE LAS EMOCIONES
• 
Cómo evitamos caer en el juego emocional
• Gente Tóxica ¿Quiénes son y qué hacen?


ELIMINANDO LAS EMOCIONES DAÑINAS

• Qué es el Enojo y cómo se manifiesta
• Qué es el Miedo y cómo se manifiesta
• Culpa, Vergüenza, Stress y Angustia
• Pasos para desechar emociones dañinas

ELIMINANDO EL MIEDO 
• Mis Creencias ¿Me impulsan o me boicotean?
• Manejo del miedo a nuestro favor 


Incluye todos los materiales, Coffee Break permanente y Lunch en el restaurante del Club.

Cupo Limitado 

Día
Sábado 27 de Febrero 2016

Horario: 
9.00 am - 6.00 pm

Lugar: 
Centro Libanés 
Calle Hermes 67
Col. Crédito Constructor
Del. Benito Juárez
Mexico D.F. 03940
  • Metrobus: Teatro de los Insurgentes (a 2 cuadras) Google Maps
  • Ecobici a 1 cuadra.
  • Estacionamiento en el mismo club

Costo: 
1250 pesos mexicanos


Método de pago: 
Depósito, Transferencia Bancaria, Tarjetas de Crédito (Desde Banca en linea o Paypal)
En el caso de requerir factura
  • El costo sería + IVA

Si estas interesado o interesada en participar, puedes enviarme un correo a: laura.gilg@icloud.com

o marcarme a los teléfonos:
Tel.  4171.2929 
Cel. 5550724281

Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/1635176886729170/ 

miércoles, 28 de octubre de 2015

¿El DISEÑO DE INTERIORES DE MI CABEZA?: LA REINGENIERIA PERSONAL I

Hace poco estaba leyendo un post mío, y me di cuenta que hacía tiempo que no pensaba en ello, hay veces que como dice la canción, "la vida sigue y yo también"...

En su momento, debido a los acontecimientos que estaba viviendo, mi propia emocionalidad, mis propios miedos y creencias, amueblé mi cabeza tan bien, que ya no soy capaz de ser victimista porque ya me se todas mis excusas... pero también me di cuenta que me había "anclado" en ese diseño, que me servía muy bien para pensar, razonar y madurar, pero "connecting the dots" como decía Steve Jobs en aquella famosa conferencia, mi emocionalidad estaba un poco a la deriva de mi propia vida, estaba tan enfocada en manejar mis emociones, en trabajar mi ego, en identificar que y por qué, darle un golpe a algunos cimientos de mis propias creencias, que creo que mi casa necesita una actualización, una modernización... los muebles que tengo ya no me sirven para mi siguiente etapa, necesito un nuevo rediseño y una nueva decoración....

Parte de los procesos de la vida y de ir creciendo es mantener, desechar e incluir cosas nuevas... pues bien... lo primero que hice fue hacer limpieza, como si de un desván se tratase, desempolvar viejas ropas, para donar o para lavar, revisar mi muebles... que desecho, que me quedo o que reformo, abrir las ventanas de par en par para que entre mejor la luz y poder llegar a aquellos recónditos baúles que llevan tiempo sin abrirse para indagar que había ahí que ni siquiera recordaba.

Una vez que saqué todo a la luz... a revisar que sirve y que no sirve, sin caer en el mismo juego que cuando revisamos nuestros armario... "por si acaso bajo de peso, me vuelve a entrar, si lo necesito...." no, ya no vuelvo a guardar nada que ahora no me sirva, porque me di cuenta, que nunca me funciona en el futuro, porque en el futuro seré otra persona diferente a la que soy hoy, con otras necesidades y otras vivencias, así que si necesito un mueble parecido, mejor ya lo compraré más nuevo, con menos termitas y ya adaptado a mi futura nueva casa.

Después me senté en el suelo y saqué todos y cada uno de los papeles que estaban guardados en cajas, baúles o simplemente apilados en una esquina. Me puse a revisar uno por uno, y a leer cada una de las palabras allí escritas... ¿y que creéis? que no solo de algunas no me acordaba, sino que otras aún me dolían...

Decidí organizar todos por montoncitos:

Primero decidí pensar al revés que con mis muebles... en vez de ver si los muebles, esas maravillosas herramientas que nos hacen sentirnos cómodos en casa, acogedores, bonitos y encantadores... donde guardamos cada una de las ropas, vajillas, copas, alimentos, mantas... que tenemos... decidí amontonarlos por:

Emocionalmente Agradable o Emocionalmente Desagradable, luego ya veré si me sirven o no...

Cual fue mi sorpresa que encontré en lo desagradable una perspectiva completamente diferente a la de antes... así que tuve que apartar el montoncito agradable y enfocarme en el desagradable, me picaba más la curiosidad...

La verdad me empecé a liar un poco, porque mi mente decía una cosa, y mi "pecho" otra, ¿Qué hago con esto? así que decidí volver a hacer otros montoncitos: Dolor vs no dolor

Ya tenía 2 finalistas... hasta que apareció doña tecla y sus preguntas: 
- ¿y que vas a hacer con tus montoncitos?
- Pues ordenarlos y ver que tiro, que guardo y no se... a ver que hago...
- y ¿cuál es tu finalidad?
- aún no lo se
- y si no lo sabes ¿qué piensas hacer con ello? ¿volverlo a guardar?
- que pesada... aún no lo se
- y ¿por qué te molestas? yo solo preguntaba...

Me di cuenta que el que me preguntasen que iba a hacer con los papeles, libros, documentos, carpetas que contenían historias emocionales, me molestaba... 

Así que en un arrebato, revolví todo y adiós montoncitos... ¿de qué servía tener todo ordenado si no quería hablar de ello? Me molestaba solo pensar que alguien me estaba preguntando por qué estaba haciendo, lo que estaba haciendo... así que me di cuenta, pero no eran las preguntas, era yo que no quería indagar en ellas, es decir, estaba cerrada a algunas cosas, y no tan "amueblada" y tan "dispuesta a organizar" como yo creía... y mucho menos que alguien me viese hacerlo, supiese que lo estaba haciendo... ni que decir tiene, mucho menos, si alguien se ofreciese a ayudarme...

Ya tenía pensado que iba a rediseñar mi casa, buscar y comprar muebles nuevos, moverlos de sitio, pintar, decorar... todo como nuevo y bien bonita mi casa, pero ¿de que me sirve si lo que guardo en ella no estoy dispuesta a mostrarlo, a hablar de ello? ¿Qué va a pasar cuando invite a alguien a mi casa y me pregunte por la decoración, me voy a enojar también? mmmm

Así que no me quedó de otra que tomar una decisión... o seguía como estaba o me desbloqueaba.

Me di cuenta que podía tener una casa mejor, un decorado mas bonito, unos muebles mas modernos, pero no me servían de nada si, volvía a guardar en ellos lo mismo de siempre... y además cerraba con llave no se fuesen a salir...

Me senté en aquella casa desordenada, había sacado y movido todo de su lugar y ahora ni sabía donde colocarlo, ni mucho menos que hacer con ello, cuando creí en su momento y presumía que tenia todo muy claro, esta vez no fueron las circunstancias, yo había movido y removido, todo del lugar que en su momento asigné como bueno y como válido.

Tenía una gran empanada mental encima... y no sabía que hacer con ella... quién me mandaría a mi meterme en este desmadre, con lo bien que estaba yo en mi casa, pero ahhh nooooo, tenía que mover las cosas de sitio y abrir la caja de pandora... con lo maja que estaba allí guardadita encima del armario de mi memoria...

Nadie va a hacer esto por mi, fue lo primero que pensé.
Nadie puede hacerlo por mi, me di cuenta
Nadie puede hacerlo mas que yo... ufff que pereza, mi mudanza no estaba tan bien planeada, como yo creía, no contaba conmigo misma.

Mi primera reacción fue sentarme, solo de pensarlo me cansaba
Mi segunda reacción fue pensar... ¿y si dejo todo como esta? Tan desordenado no se ve tan mal... total no va a venir nadie.
Mi tercera reacción, Ostras... si viene gente, mi familia, mis amigos, mis colegas de trabajo, mis conocidos, desconocidos.. ufff si pasa mucha gente por mi cabeza... no puede recibirlos ni atenderlos así...

Entonces comprendí que estaba más preocupada de que viniesen y viesen mi desmadre, que de que yo lo viese... es decir, a mi me importaba menos estar metida entre un desorden descomunal, pero no iba a permitir que los demás lo vieran... y me di cuenta que eso mismo había estado haciendo sin querer, tenía todo ordenado y una casa muy bonita que ya me había aburrido, pero muchas cosas guardadas en esos muebles, que ¡¡estaban metidas a presión!!, por eso tuve que empezar a hacer montones, a apilar documentos, libros, vajillas... porque nunca las ordené ni las deseché, solo las metí en el mueble correcto, pero completamente desordenadas, amontonadas de cualquier manera, así que aunque distribuí correctamente los enseres y los ubiqué en los muebles adecuados, en las habitaciones adecuadas, resulta que seguían esperando a que yo los tomase, los revisase y los ordenase... mmmmmmm Doña Tecla, Doña Tecla... 

Ya no era ni un diseño de interiores ni una mudanza,  necesitaba una reingeniería organizacional de mi cabeza... y yo presumiendo hasta ahora... anda que.... ya me vale...

Una reingeniería, es un tipo de modelo organizacional que te facilita tener un nuevo enfoque, el cual analiza y modifica los procesos básicos de trabajo, busca formas diferentes a las tradicionales para enfrentar los grandes desafíos, retos, metas, objetivos...  

Las formas tradicionales de dividir el trabajo, de estructurar la organización  por funciones,  no son  suficientes para dar cambios en un entorno globalizado, por lo que se debería estudiar y llegar a la práctica por distintos caminos para enfocar el trabajo a realizar.

Como todas las tradiciones, sientan bases, y para poner las cosas en su sitio, funcionan muy bien, pero cuando queremos ir un paso más allá, es decir ya nos aburrimos y vemos que no hay avances, que estamos estancados, estos procesos de reingeniería, nos permitirán aplicar "con toda su plenitud", todos nuestros conocimientos en la vida, con el propósito de hacerlos más efectivos: mayor rapidez, mayor cantidad, mayor calidad, menores costos personales, emocionales o mentales, mayores ganancias, las acciones adquieren una posición determinante en nuestras metas, exigiendo mejores servicios de nosotros mismos y adaptados a sus nuestras propias necesidades, obligando a nuestro cerebro, corazón y mente, a revisar sus conceptos orientados a situaciones masivas, es decir, en cualquier momento, lugar, independientemente de la persona o personas, de familiares, amigos, conocidos, circunstancias... es decir, vamos un paso más allá, vamos a vivir en la "big league de nuestra vida de verdad".
El cambio se ve presionado por el avance de todo lo que hemos ido aprendiendo y de las herramientas que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestros años, donde se ofrecen nuevas alternativas en los procesos, automatización de los sistemas, mejora de la calidad y costos más bajos, mucho mas bajos... "la resilencia está a la orden del día".

Reingeniería se trata de desechar lo actual para recomenzar, no se trata de mejorar lo que ya existe, sino reinventar cómo podemos hacer las cosas, pensar las cosas, decidir y actuar, bajo una reformulación completa de los procesos existentes.

En definitiva, producir mejoras trascendentales en nuestro desempeño como principales actores de nuestra vida, es decir, ir directos al centro de comando, pero enfocándonos en la mejora de procesos, en crear, no en destruir. "Los dogmas del tranquilo pasado no funcionarán en el turbulento futuro. Ya que nuestra causa es nueva, debemos pensar y actuar en forma novedosa" 

No soy la misma persona que cuando comencé este blog hace mas de 7 años, no estoy viviendo la misma vida, ni con la mayoría de las personas, ni el mismo trabajo, ni las mimas actividades... y por lo tanto tampoco tengo las mismas necesidades, ni prioridades, ni objetivos... entonces, ya es hora de un cambio acorde a mi realidad, mi entorno cambió, mi vida cambió, todo cambió.

Así que manos a la obra.... vayamos por partes... 

¿Cuales son las etapas de una reingeniería organizacional?
  • PREPARACIÓN. En esta etapa se definen las metas y objetivos estratégicos que justifiquen la reingeniería y los vínculos entre los resultados de la reingeniería y los resultados esperados
  • IDENTIFICACIÓN. El propósito de esta etapa es el desarrollo de un modelo personalizado y orientado a cómo soy yo, actualmente, identifica procesos específicos y que agregan valor. Aquí se incluye la definición de mi misma, procesos, rendimiento, éxito, recursos, etc. Además se requiere un conocimiento profundo sobre mi misma, cómo pienso, actúo, cómo decido, vamos, menear las bases de mi misma y hacerme un scanner completo.
  • VISIÓN. El propósito de esta etapa es crear una visión del modelo capaz de producir un avance decisivo en rendimiento. La visión del nuevo proceso debe ser comprensible para mi, adaptable, flexible, sacando mi mejor yo, ser motivadora e inspiradora.
  • SOLUCIÓN. En esta etapa se produce un diseño de procesos efectivos y un diseño emocional, mental y cultural.
  • TRANFORMACIÓN. El propósito de esta etapa es realizar la visión del proceso implementando, es decir poner en práctica las 3E´s,  de manera Eficiente, Eficaz y Efectiva.
Así que voy a empezar por el principio... va a ser una etapa un poco intensa, a veces un poco ermitaña, de toma de decisiones, de trabajo profundo, de ver las cosas con otros ojos... 

Ya no quiero ordenar, quiero desatar mi creatividad, mientras veo que hago con este desmadre que acabo de hacer.


Mi inquietud buscaba un cambio, lo que no sabía era que ese cambio era diferente al que yo creía y haciendo cosas que no esperaba, mi propia ansia de movimiento me llevó a darme cuenta que ya no me estaba moviendo como quería y había puesto mi vida en "velocidad de crucero, en piloto automático".

Como decía Steve jobs...

"No podemos conectar los puntos mirando desde el presente, mirando hacia el futuro, sólo puedes conectarlos cuando miramos hacia atrás, hacia el pasado, así que hay que confiar en que los puntos se conectarán, de alguna manera, en el futuro", al fin y al cabo comprenderemos muchas cosas cuando ya han pasado...


y aunque un antiguo Proverbio Chino dice, " siéntate de espaldas al camino que ya has andado y de cara al camino que te queda por andar"...  Nunca hay que olvidar, que el pasado te ayuda a comprender, a aprender y a madurar, solo eso... el presente es nuestro, y el futuro depende de lo que decidamos nosotros ser, hacer y por lo tanto tener.

Lau


miércoles, 9 de septiembre de 2015

SER EMIGRANTE

Hoy quiero compartir mis pensamientos como emigrante que los publiqué en el otro blog que tengo enfocado a echar una mano a los emigrantes en México.

Desde mi corazón, espero que os guste:





“El exiliado mira hacia el pasado, lamiéndose las heridas; el inmigrante mira hacia el futuro, dispuesto a aprovechar las oportunidades a su alcance.” decía Isabel Allende, pero a veces aunque emigremos por diferentes razones, amor, trabajo, necesidad, aventura... no es tan fácil deshacerse de la emocionalidad del pasado, adaptarse al presente y aprovechar el futuro, o eso creo yo.

El camino que hay que andar, lo que implica andarlo, dejar atrás unas cosas para abrazar otras que vienen, culturas diferentes, idiomas diferentes, protocolos dentro de las relaciones sociales y profesionales distintos, no siempre está ni sembrado de baldosas amarillas, claras, brillantes y con un final a Oz, seguro, aunque a veces levantemos la voz y pensemos que "No hay mejor lugar que nuestra casa"... pero Dorothy... "ya no estas en Kansas"....

Para leerlo completo HAZ CLICK AQUÍ