martes, 15 de marzo de 2011

Realidad interpretativa

Hablando con las personas sobre nuestra actualidad, muchas veces me encuentro con la afirmación de “el mundo está loco”… unos lo ven de una manera y otros de otra, pero mi percepción es que “algo está pasando” con nuestra concepción de la realidad que nos rodea y creo que hay personas que se ponen a analizar esa realidad, otras toman como escusa la frase de “el mundo está loco” para aceptarlo, otras ni siquiera se lo plantean y otras pasan del análisis a la acción.


La acción no implica “arreglar el mundo exterior”, la acción implica arreglar “tu propio mundo, tu propia realidad” la cual empieza por ti mismo.

Partiendo de la base, como ya he citado en otras entradas de este blog, la realidad es relativa, es decir, nosotros no vemos la realidad tal cual es, la interpretamos a través de nosotros, somos Observadores de nuestro entorno.


Ontológicamente hablando, El observador, es decir nosotros, no sabemos cómo son las cosas, solo sabemos cómo las observamos o interpretamos, vivimos en mundos interpretativos. Cuando vemos algo o a alguien, observamos, sacamos conclusiones y afirmamos como son las cosas acorde a como somos nosotros, no en vano se dice… “el León se cree que son todos de su condición”. Biológicamente incluso tenemos diferencias. Un daltónico no ve el mundo del mismo color que nosotros, un esquimal ve 30 tipos de blanco diferente, no por ser especial y a él le tocó ver 30 tipos de blanco y a mí 4, sino porque su entorno es diferente y para él es un medio de supervivencia… si pisase en falso, podría caer en el hielo y morir congelado…

La Realidad es relativa, es una foto que toma nuestra percepción y que se interpreta acorde a nuestros filtros personales, culturales, sociales, educativos, religiosos, biológico, emocionales… Las cosas no cambian, son como son, nosotros somos quienes las describimos, enjuiciamos y las interpretamos a través de nuestros filtros, una misma situación puede ser interpretada y contada de manera diferente acorde nosotros la vivamos o estemos relacionados con ella, con mayor o menor empatía.

El Talmud, dice, “No vemos las cosas como son, sino que vemos las cosas como somos”

DIAGRAMA DE KENIA
Un grupo de antropólogos, enseñó este dibujo (Diagrama de Kenia), a varias personas en diferentes partes del mundo. Las personas que pertenecían a lo que llaman el mundo occidental, dijeron que veían a dos personas mirando por una ventana. Cuando se lo enseñaron a personas del continente africano, dijeron que las 3 líneas (la vertical y las 2 diagonales) representaban una palmera, las 2 personas eran madre e hijo y que la madre levaba un canasto de ropa en la cabeza, ya que regresaban de lavarla en el río, y que se estaban refugiando del sol bajo esa palmera.


Este tipo de figuras se les llama “Multi-estables”, ya que permiten varias interpretaciones y todas igual de válidas. Cada uno lo interpretará acorde a sus supuestos, a sus filtros personales, ya que para esa persona, será lo “razonable”.
Ahora extrapolémoslo a cualquier cosa que veamos o escuchemos… todo es interpretable. Miremos la foto siguiente.... Las 3 chicas miden lo mismo...aunque parezca que tienen tamaños diferentes.


Baduino, El sabio, decía: “Si lo que ves se ajusta a medida, con la realidad que a ti más te conviene…. ¡DESCONFÍA DE TUS OJOS!

Nuestra capacidad de ver es relativa, incluso hay estándares para definir que es correcto o no, que es mucho o poco, que está bien o mal, que es aceptable y que no…pero incluso esas normas han sido definidas por alguien, y aceptadas por otros, y en cualquier momento puede cambiar… sino que se lo pregunten a Galileo Galilei… Como dice Humberto Maturana, "el lenguaje no es inocente, todo lo dicho es dicho por alguien"


La Objetividad, explica una realidad independiente y que valida lo que decimos, por ejemplo, Si decimos esto “es una mesa”... Es objetivo, describe un objeto, el cual todos aceptamos que se llama mesa. Si decimos esta mesa es grande… incluimos nuestra interpretación acorde a nuestros estándares… puede que para alguien una mesa de redonda para 10 personas sea grande, para otras sea mediana y para otras pequeña, ya que en su casa tiene una mesa redonda para 20 personas.


Wikipedia define la objetividad en sentido ontológico como aquello que es propio de un objeto o, con mayor generalidad, aquello que constituye un objeto. Es decir, lo que está diciendo se fundamenta externamente: “Esto es una mesa”, lo que le da validez a mi afirmación no depende de mí, sino de una premisas externas. No incluye apelativos, ya que estos son personales. Hay personas que les encantada acaba sus frases con “aludiendo a la objetividad”. Soy objetivo, esta persona es un desastre… no hay más que ver como viste…Objetivamente puedo decir que este puesto es ideal…. Es obvio, quien no piensa así…Pues bien, ¡¡¡error!!! ¿Quién te hace conocedor de la “verdad”? La verdad no existe, es relativa, es mi verdad, es tu verdad, es su verdad… Si somos conscientes de esto, seremos más humildes, y mantendremos el ego a raya. La objetividad está basada en una realidad independiente a nosotros y se valida independientemente de nosotros. La subjetividad depende de nosotros, ya que los fundamentos que damos parten de nosotros, son nuestro entendimiento, nuestras premisas, de lo que es válido e inválido para nosotros, y no significa que otras personas estén de acuerdo con ello. El pensar que ven las cosas como nosotros y sus premisas deben ser iguales, significa que el ego habla a través de ellos.


Maturana pone este ejemplo…. “Si yo digo…Por favor, Sras. y Sres.… sean realistas”… lo que estoy diciendo, es que hagan o piensen como yo quiero, les estoy diciendo Sras. y Sres soy “objetivo” hagan lo que yo quiero.


La Certeza es un mecanismo de defensa de los modelos mentales, La obviedad es la mejor defensa del Ego y del ciego, cree que todo el mundo piensa como él y ven lo mismo que él. El Ego es nuestro peor enemigo, nos hace creer que somos inmutables, nos volvemos egoístas, vanidosos, creemos que todo gira a nuestro alrededor, solo vemos nuestro ombligo, el ego, sale a “defendernos” o eso creemos, pero nos vuelve arrogantes, imparciales y solo quiere escuchar lo que le gusta, nos hace volvernos “víctimas”, yo no tengo responsabilidad de nada, el “mundo” tiene la culpa. Y Volvemos a la terminología de la “víctima”…


Al “Ego” solo le importa como las personas le perciben, que imagen proyecta, así que se lanza a participar en una carrera de apariencias, etiquetas, un combate a muerte donde es más importante el parecer que el ser. Señores, si queremos avanzar a un mundo más humano, tenemos que mantener el ego a raya. El ego no significa sentirse reprimido ni reconocer nuestros propios logros, el ego hace aparición cuando creemos que estamos por encima de todo, nos volvemos déspotas y arrogantes, somos los poseedores absolutos del bien y de lo válido, donde no existe otra “verdad” que la nuestra… aunque no lo digamos y donde castigamos a los que no piensan o actúan como nosotros esperamos o queremos… para mi es manipulación, para otros no lo sé. El mejor argumento es el deberías o el tendrías que… osea, es decir… si no haces lo que yo te digo o no piensas como yo, me enfado y te castigo… el castigo es emocional, es el ego a través del enojo donde en realidad plasman el enojo consigo mismo, pero… ¿cómo voy a enojarme conmigo? Eso significa que algo he hecho mal, pero si yo no me equivoco, por lo tanto son los demás quienes se equivocan… los demás son los culpables… Reactivo, si siquiera proactivo, menos aún creativo: Ego, Ego y más Ego… no deja espacio para la humildad ni para el aprendizaje… Responsabilidad y Respuesta creativa. ..pero de esto ya hablaré en otra ocasión.


John Ruskin dijo: “Estoy convencido que la primera prueba de un gran hombre consiste en la humildad” y me gustaría añadir la de Agatha Christie “Cuando no hay humildad, las personas se degradan”

Así que amigos/as, ¡¡Mantengamos el Ego a raya!!

Lau

2 comentarios:

Anónimo dijo...

y que sucede con las verdades universales?

Laura dijo...

A que le llamas verdades Universales? Saludos. Laura