martes, 6 de octubre de 2009

La Convivencia en Pareja. Primera parte



El convivir en pareja es más difícil de lo que parece. No he descubierto el hilo negro, por supuesto; No existe ninguna fórmula, ni teoría universal, ni recetas que te aseguren una unión duradera… que os voy a contar yo, si soy divorciada… ya se que no.

Hoy en día, encuentras miles de libros sobre cómo hacer que una pareja funcione, escritos por psicólogos, consejeros matrimoniales, o por alguien que, desde su punto de vista te dice cual es la clave del éxito, y aún así, fracasan.

¿Qué quiere decir esto? Que la solución no la vamos a encontrar en un libro, sino en nosotros (ambas partes).

En lo que sí coinciden todos es en la comunicación. Sin comunicación una pareja acaba rompiéndose y cayendo en la monotonía y en el alejamiento. Comunicarse no se refiere a hablar mucho de cualquier cosa, significa hablar de los sentimientos, emociones, proyectos… y recibir feedback; significa escuchar no oír que es diferente. Escuchar implica atención, corporalidad, emocionalidad, escuchar con todo mi cuerpo y también estar dispuesto a estar abierto y receptivo a los juicios y opiniones del otro, con respeto, porque está poniendo sus emociones en la conversación. Nadie tiene nunca la razón absoluta y siempre hay muchas versiones para la misma historia, seamos comprensivos y demos el espacio y tiempo a nuestra pareja. La tolerancia y la libertad individual creo que son fundamentales, así como la sinceridad, el respeto, la paciencia y la confianza.

Uno de los signos más claros de que existen problemas de comunicación, es la falta o disminución de la libido y por consiguiente, de las relaciones sexuales. El sexo es comunicación no verbal por medio del lenguaje corporal, y podremos mentir hablando pero no con el cuerpo ni con las emociones en pareja. Ya sabemos que el stress, trabajo, preocupaciones pueden afectar, pero cuando el deseo está inhibido hay que buscarlo y propiciarlo, mantener una vida sexual activa es un trabajo y una cuestión de los dos.

Podría seguir hablando horas y escribiendo sobre la convivencia en pareja y aún así, nunca descubriría una pócima alquimista infalible, las relaciones humanas son complicadas. Hay una frase que mi madre dice mucho y como todas las madres… pocas veces se equivocan… (aunque moleste…jejeje), pero me dijo que las relaciones son como un fuego, todos los días hay que echarle una ramita al fuego, si le echas un tronco grande de vez en cuando pensando que sobrevivirá, puede que te olvides de cuidarlo y se apague, y revivir algo de las cenizas es muy complicado.


No puedo dar una solución, pero encontré esta leyenda india, que me encantó y puede que os sirva.



Foto de http://es.tinypic.com

Cuenta una vieja leyenda de los indios sioux que, una vez, hasta la tienda del viejo brujo de la tribu llegaron, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Alta, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu.

- Nos amamos -empezó el joven.

- Y nos vamos a casar -dijo ella.

- Y nos queremos tanto que tenemos miedo.

- Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán.

- Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos.

- Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar a Manitú el día de la muerte.

- Por favor -repitieron-, ¿hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó de verlos tan jóvenes, tan enamorados, tan anhelantes esperando su palabra.

- Hay algo… -dijo el viejo después de una larga pausa.

- Pero no sé… es una tarea muy difícil y sacrificada.

- No importa -dijeron los dos.

- Lo que sea -ratificó Toro Bravo.

- Bien -dijo el brujo-, Nube Alta, ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena.
¿Comprendiste?

La joven asintió en silencio.

- Y tú, Toro Bravo -siguió el brujo-, deberás escalar la montaña del trueno y cuando llegues a la cima, encontrar la más brava de todas las águilas y solamente con tus manos y una red deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Alta… salgan ahora.


Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte, él hacia el sur… El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.


Foto de http://es.tinypic.com

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas. Los jóvenes lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo los pájaros cazados. Eran verdaderamente hermosos ejemplares, sin duda lo mejor de su estirpe.

- Volaban alto? -preguntó el brujo.

- Sí, sin duda. Cómo lo pediste… ¿y ahora? -preguntó el joven

- ¿lo mataremos y beberemos el honor de su sangre?

- No -dijo el viejo.

- Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne -propuso la joven.

- No -repitió el viejo-. Hagan lo que les digo. Tomen las aves y atenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero… Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros.

El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse en el suelo. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

- Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Sois como un águila y un halcón; si os atáis el uno al otro, aunque lo hagáis por amor, no sólo viviréis a rastras, sino que además, tarde o temprano, empezareis a lastimaros uno al otro. Si queréis que el amor entre vosotros perdure, “volad juntos pero jamás atados”.

Foto de http://es.tinypic.com

Un Saludo


Lau

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanto! No tengo mas palabras que decir!
Jimena

Krisalys dijo...

Tienes mucha razón en lo que escribes, es muy cierto y muy profundo a la vez...
Es una utopía cuando las personas creen que en la pareja no hay conflictos, por supuesto que los hay y habrá que resolverlos en la vida cotidiana. Y de la parte sexual, pues me parece muy congruente y atinada tu perspectiva.
Es un placer leerte, como siempre!
Bechos

PARTITURA DE MUJER dijo...

EL AMOR ES LIBERTAD , ES ESCUCHAR , ES TOMAR LA MANO Y SOLTARLA CUANDO TENGAMOS QUE VOLAR, SIEMPRE ESTA AHI LATIENDO , PRESENTE, VIVO LLENO DE PASION , DE LOCURA Y SOBRE TODO RESPETO .....COMPRENDER ES DICIFIL PERO DESPUES DE LUCHAR ANTE TANTAS BATALLAS LA RESPUESTA ESTA ANTE NUESTROS OJOS , ANTES NO PODIA SER AHORA ERA EL MOMENTO Y VIVIMOS EL AMOR CON TANTA ALEGRIA QUE NO PODEMOS CREER QUE SEA CIERTO!!!!

Laura dijo...

Precioso comentario "Partitura de Mujer". La libertad es elegir, elegir es vivir, vivir depende de cada uno de nosotros, hacernos responsables de nuestras decisiones, sin echarle la culpa a los demás de los resultados, porque nadie nos obliga a nada, y el ego mantenerlo a raya, ... si no somos los protagonistas de nuestra vida, implica que alguien más lo está siendo por nosotros.

Saludos

Lau