domingo, 28 de abril de 2013

¿Fracaso? Nunca, aprendizaje en proceso


¿Qué es el Fracaso?
El fracaso puede constituirse en la parte única, la mágica y la más poderosa en la vida de alguien.

El fracaso contiene las semillas del éxito.



Esto ocurre cuando permitimos que la parte sustancial del fracaso se convierta en la llave que abre esa puerta inadvertida. El fracaso contiene información valiosa. Adecuadamente utilizados, los registros derivados del fracaso tienen el poder de definir el cierre y final de un suceso de larga data. Muchas veces es nuestro mejor aliado para progresar y triunfar. Es un ensayo. Es un privilegio formativo. Podemos echar una mirada más objetiva a todas las acciones, a las intenciones, al lenguaje, a las ventajas, a los personajes involucrados en la historia

Nos permite resolver errores futuros, incluso inconvenientes con los que todavía no nos hemos topado

El lenguaje nos permite “movernos” en una misma experiencia, adoptar diferentes perspectivas. El lenguaje nos permite también de alguna manera tomar prestado roles y creencias.
Cuando se consigue verse a si mismo desde una perspectiva diferente y novedosa y comienza a experimentar de primera mano la maravillosa sensación que aparece cuando ingresa una perspectiva útil, un mundo nuevo parece abrirse con ideas, recuerdos, esperanzas no previstas.

Práctica
Uno de los principios básicos de la propuesta ontológica sostiene que el condicionamiento que tanto el observador como el sistema ejercen sobre cada ser humano suele, a su vez, permitir acciones conducentes a la modificación tanto del observador como del propio sistema. Al tomarse tales acciones y realizar tales transformaciones, los seres humanos tienen la capacidad de generar posibilidades que previamente les estaban cerradas

El modelo del observador, la acción y los resultados
Todo lo anterior está resumido en el modelo que ha sido un sello característico de esta propuesta bautizada con el nombre de “el modelo del observador, la acción y los resultados” (OSAR).



El modelo se lee de atrás hacia adelante. Éste sostiene que cualquier resultado que obtenemos en nuestras vidas, sea a nivel laboral o personal, remite a las acciones quencondujeron a él. Si deseamos entender o modificar esos resultados la primera gran clavenestá en referirlos a las acciones que los generaron. Muchos factores inciden en las acciones que tomamos. Algunos de estos factores son fácilmente reconocibles. Son los factores visibles del comportamiento humano. Otros factores, sin embargo, suelen ocultarse. Se trata precisamente de los que llamamos los factores ocultos del comportamiento humano. Estos factores nos permiten reconocer que las acciones que adoptamos no son arbitrarias. En último término, ellas remiten al tipo de observador que somos y a los sistemas de los que formamos parte.
SISTEMA
Éste sostiene que cualquier resultado que obtenemos en nuestras vidas, sea a nivel laboral o personal, remite a las acciones que condujeron a él. Si deseamos entender o modificar esos resultados la primera gran clave está en referirlos a las acciones que los generaron. Muchos factores inciden en las acciones que tomamos. Algunos de estos factores son fácilmente reconocibles. Son los factores visibles del comportamiento humano. Otros factores, sin embargo, suelen ocultarse. Se trata precisamente de los que llamamos los factores ocultos del comportamiento humano. Estos factores nos permiten reconocer que las acciones que adoptamos no son arbitrarias. En último término, ellas remiten al tipo de observador que somos y a los sistemas de los que formamos parte.

Cambio en el Observador

Indicador: nos dice claramente que lo que hemos venido haciendo, tal como lo hemos venido haciendo, no funciona o no da el resultado que esperábamos. Buscar modificación del observador y de las acciones. 

La definición de locura, es seguir haciendo lo mismo una y otra vez, esperando resultados diferentes. Albert Einstein.

Por lo tanto tengo que introducir una variable diferente, algo tengo que cambiar. 

Como decía Gandhi, Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

Así que empecemos a movernos para ver más allá y poder observar desde diferentes perspectivas... así obtendremos más información y cuando más información tengamos, mejor vamos a poder integrar variables nuevas.


 EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO

¿Qué Parámetros utilizo para medir el fracaso?
Con qué información contaba
Resultado esperado
Resultado real

Análisis del Gap 
Qué decisiones y/o acciones tomé
Qué motivo o motivos me impulsó a tomarla
Qué decisiones y/o acciones no tomé
Qué motivo o motivos me impulsó a no tomarla
Qué criterios tomé para evaluar las opciones y por qué

Afinamiento y cambio
Qué podía haber hecho
Qué necesité
Qué tengo que hacer
Que necesito, de quien

Aprendizaje
¿Qué he aprendido?
¿Qué no tengo que repetir?
¿Qué información nueva he obtenido?
¿De qué me he enterado?
¿Qué he sacado en claro?

 Ahora, vuelve a revisar tu estrategia y observa qué variables nuevas puedes incluir.

Saludos

Lau

4 comentarios:

pilar lópez abad dijo...

Sabemos que los errores nos ayudan a aprender...entonces, por qué nos da tanto miedo equivocarnos?

Será por querer mostrarnos siempre "perfectos" ante las personas que nos rodean?

Será porque tememos revelar nuestros "puntos débiles"?

El comportamiento humano es fascinante

Laura dijo...

Gracias Pilar!

Anónimo dijo...

Gracias Laura por Compartir.

Un verbo que quienes, por su inseguridad, egoismo o falta de sentimiento de pertenencia a algo más grande que su propio ego, no conjugan.

Antonio.
Desde España.

Laura dijo...

Gracias amig@! Al revés, un placer.