lunes, 27 de julio de 2009

No tomes como prioridad a quien te toma como opción



Curiosa frase, en positivo podría decir: “Dale Prioridad a quien no te toma como una Opción”
No se de quien es esta frase, sinceramente, pero he observado que provoca diferentes opiniones y puntos de vista.

Algunos piensan que cabe la posibilidad que el que te toma por opción, termine dándote prioridad...otros que el que no te da prioridad te toma como opción.

Estoy de acuerdo con las dos opiniones… y para mí se basa la diferencia en la temporalidad y en las vivencias humanas.

Por ejemplo, siempre una relación comienza como una opción, luego si el clima es bueno suavemente madura, sino se trunca y cae. ¿No es bueno que pudiésemos tener una opción en puerta...? La opción puede ser una oportunidad y convertirte en prioridad.

Cuando esa relación, sea amorosa, amistosa, laboral… se trunca y nos empeñamos en mantenerla, nos hacemos daño, sin querer damos prioridad a personas que queremos ubicar en un aspecto de nuestra vida que ellas no quieren ocupar o que es mejor que no ocupen. Todos tenemos el derecho a elegir ese lugar y cuando las dos personas se ponen de acuerdo, ya que una relación es de dos, surgen las separaciones o las uniones.

Creo que hay personas en nuestra vida que ocupan un lugar prioritario, familia, pareja, amigos, hay personas que ocupan un nivel diferente, compañeros (trabajo, copas, viajes…) y otras personas pasan a ser conocidos. No significa que sean menos o mas que otros simplemente acorde a nuestras decisiones decidimos que tipo de relación queremos mantener con ellos/as. No creo que sea positivo ni negativo simplemente depende de cómo nos sentimos con ellos. Hay personas que nos pueden caer muy bien, pero no forman parte de nuestro círculo de confianza ciega, otros forman parte de nuestro círculo de vivencias, otros forman parte de nuestra vida cotidiana y otros los vemos de año en año sin pensar demasiado en ellos.

Tampoco creo que sea directamente proporcional respecto a cuantas veces a la semana hablamos con ellos, o nos vemos o quedamos, ese vínculo viene dado por nuestras emociones y sentimientos. Por ejemplo yo tengo amigos desde hace 34 años, y a penas nos vemos, yo vivo en un país y el destino a ellos les llevó a vivir en otro diferente, pero mis sentimientos hacia ellos no ha cambiado, otros los veo cada semana, otros los veo una vez al mes… pero siguen siendo amigos. Hay personas que veo diario y las considero conocidos.

Cuando mis prioridades no están claras, surgen choques conmigo misma, cuando me empeño en mantener a una persona en un círculo al que no pertenece, por lo menos en este momento, surgen emociones y sentimientos encontrados, y sufro.

Desde hace unos meses estoy ordenando mis prioridades, ha habido satisfacciones, reproches, duelos, alegrías y penas, pero estoy satisfecha por que yo soy quien está tomando las decisiones de incluir o excluir en mi vida lo que creo que debo, basándome en mi paz interior y en las personas que respetan mi vida, mis decisiones y mis sentimientos, estén o no estén de acuerdo con dichas decisiones… nunca dije que todo el mundo lo aceptase, ¿por qué? Porque cada uno de nosotros/as vemos la vida de diferente manera, hay cosas que nos gustan y otras no, hay comportamientos, arbitrajes, vivencias que las sentimos de diferente modo y esa es la belleza de las relaciones humanas. Somos capaces de ver a través de nuestro cristal personal la misma situación desde diversos ángulos, aplicando nuestros juicios personales acordes a nuestra educación, emoción, relación, conocimiento… tomamos partido por aquello que concuerda con nuestra paz interior o por nuestra cercanía.

También creo que las personas a lo largo de nuestra vida pueden cambiar en varias ocasiones de “nivel” en nuestras relaciones. ¿Os ha pasado alguna vez que tras un viaje, una vivencia una persona a la que considerabais “compañero/a de copas” pase a ser amigo o viceversa? ¿e incluso mas adelante vuelva a cambiar de posición, por alejamiento, por acercamiento?

El mundo es nuestro y nosotros decidimos con quien compartirlo y cuando.
En fin, yo si estoy de acuerdo con no darle prioridad a personas que nos toman como una opción, pero creo que en el momento en el cual nos han demostrado que efectivamente somos una opción mas, no una opción en la cual se acercan a conocer mas profundamente y que se puede transformar en prioridad.

Creo que debemos vivir abiertos a vivencias, a opciones, pero también que debemos encontrar el límite de temporalidad para decidir hasta cuando la opción es prioridad o la prioridad es una opción.

Lau






4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu Post!!!
Es un hecho que el lugar de ciertas personas va cambiando a lo largo de la vida y para muchas personas podemos ser una opción en vez de una prioridad y está perfecto.
En las relaciones de pareja cuando empiezas a salir con alguien, evidentemente será una opción pero conforme pasa el tiempo y la relación se va fortaleciendo la pareja será una prioridad. Lo que no se vale es que para uno de los dos el otro sea opción en vez de prioridad ya que o estás o no estás en el mismo barco...
Las prioridades cambian, las mías hoy no son las mismas que hace un mes y seguramente seguirán modificándose. Un beso!
Karina

Clau Verde dijo...

Mi querida Fiera, siempre he admirado la forma en la q escribes y creo q siempre te lo he dicho...efectivamente hay personas q a lo largo del tiempo van cambiado en tu vida y tu para ellos...como nosotras q a pesar quiza de no vernos y escribirnos poco, siempre q lo hacemos es con gusto. Creo q el secreto está en q todo y todos a lo q decidamos ponerles un lugar sea de prioridad o sea como opcion, se lo merezca y sobre todo estemos seguros del lugar q han tomado, y así mimso sepamos reconocer en el lugar en el q nos han puesto, porq eso va haciendo mejor nuestra experiencia de vida..!!!
Te mando un beso, tqm... y gracias x compartir todo esto con nosotros.

Laura dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios, fieras!!! que bueno que os guste :)

Coincido con ambas en vuestros comentarios, no se vale jugar con los sentimientos de los demas o bien decir, actuar y hacer sentir que eres una prioridad y despues darte cuenta de que no lo eras... pero bueno, lo que no mata te hace mas fuerte y creo que el tiempo pone a cada uno en su sitio. A veces también nos cuesta ver q somos una opción y nos obcecamos en querer seguir siendo una prioridad, las señales están ahí, pero a veces no queremos verlas porque duelen o a veces los demás nos ponen en una cercanía que no nos gusta y eso también lo tenemos que aceptar.

Un besazo a las 2

Lau

Anónimo dijo...

Me encanto tu post la verdad q puse esta frase en glogle jaja y llegue aca capaz justo lo que tenia que leer en este momento de mi vida...
La parte que dice Cuando esa relación, sea amorosa, amistosa, laboral… se trunca y nos empeñamos en mantenerla, nos hacemos daño, sin querer damos prioridad a personas que queremos ubicar en un aspecto de nuestra vida que ellas no quieren ocupar o que es mejor que no ocupen..
es muy cierto por mas q duela a veces es mejor dejar ir aquellas personas q no quieren ser tu prioridad o parte de tu vida.. te mando un abrazo por eso senti con tu post un abrazo jaja desde Argentina.
tu tocaya Lau