viernes, 12 de junio de 2009

Algo de Poesía

Hace muchos años, para ser exacto 17, la mitad de los que tengo, una profesora me regaló este poema para analizarla en clase de literatura. Como amante de la poesía fue todo un reto su análisis, pero nunca pensé que me acompañase tantos años a lo largo de mi camino.
Su significado se entiende desde las experiencias de cada uno de nosotros/as, del periplo que empezamos en cualquier proyecto de vida, solo nos anima a seguir a delante y a disfrutar la vida en cada paso que damos. El aprendizaje que obtenemos para llegar a nuestras metas creo que es más fructífero que la meta en sí.

Yo decidí que cada día iba a comenzar mi viaje a mis Ítacas desde el lugar donde el día anterior había resuelto descansar, solo tengo que tomar mi maleta llena de experiencias, recuerdos, resoluciones y compañeros de viaje que compartirán conmigo todo la marcha o parte de ella.

En mi caminar os regalo este poema de CONSTANTINO CAVAFIS que alguna vez me regalaron a mí.

Ítaca

Cuando te encuentres de camino a Ítaca,
desea que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de conocimientos.

A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al enojado Poseidón no temas,
tales en tu camino nunca encontrarás,
si mantienes tu pensamiento elevado,
y selecta emoción tu espíritu y tu cuerpo tienta.

A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al fiero Poseidón no encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si tu alma no los coloca ante ti.

Desea que sea largo el camino.
Que sean muchas las mañanas estivales en que con qué alegría,
con qué gozo arribes a puertos nunca antes vistos,
detente en los emporios fenicios,
y adquiere mercancías preciosas,
nácares y corales, ámbar y ébano,
y perfumes sensuales de todo tipo,
cuántos más perfumes sensuales puedas,
ve a ciudades de Egipto, a muchas,
aprende y aprende de los instruidos.

Ten siempre en tu mente a Ítaca.
La llegada allí es tu destino.
Pero no apresures tu viaje en absoluto.
Mejor que dure muchos años,
y ya anciano recales en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que te dé riquezas Ítaca.

Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene más que darte.

Y si pobre la encuentras,
Ítaca no te engañó.
Así sabio como te hiciste, c
on tanta experiencia,
comprenderás el significado de las Ítacas.

1 comentario:

nscap dijo...

Hola Fiera!!
Qué alegría tan grande saber que ya echaste andar en la blogosfera,con todas tus experiencias vitales y tu forma de ver el mundo, tienes mucho que aportar!
Bienvenida a este mundo de compartir, aprender, intercambiar ideas y generar debates interesantes...
Besos desde un poquito al sur de este hermoso continente
Isa